Crear forocounting ★ starsEl secreto de GambrinusOne Piece Romance Dawn
directorios y recursos
PokeCueva
brothersites + af. élite
Ꮺ⠀·⠀— Hasta la muerte | Oneshot.  Bhm_zq10
Síguenos

Ir abajo
Khrisna Lébedev
Ꮺ⠀·⠀— Hasta la muerte | Oneshot.  BANN2
136
0
750
Ꮺ⠀·⠀— Hasta la muerte | Oneshot.  BANN2
136
0
750
Khrisna Lébedev
Entrenador Pokémon

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

Ꮺ⠀·⠀— Hasta la muerte | Oneshot.  BANN2
136
0
750
PERMANENT LINK FECHA DE POSTEO → Mar Nov 09, 2021 7:44 pm
&&. BUENAAAAAS, aquí Bonni/Khrisna al habla, hoy traigo un pequeño oneshot que quizás les ponga la piel de gallina (o les dé cáncer de ojos) del mes de octubre por halloween que hice por una convocatoria de escritores por diversión, sería un placer para mí que lo leyeran y me dieran su opinión o que simplemente se pasen el rato aburrido leyendo mi cosito feo, desde antemano les agradezco por su tiempo, besos y feliz lectura. ♡

     ⠀──── Oni-san... ──── Su voz retumba a en mis adentros, mis oídos dolían cada vez que la madera chirriaba a casa paso lento y arrastrado que aquel ser con tal apariencia como mi pequeña hermana, solo que... Seguía arrastrando con ella el mismo peluche en su mano izquierda, sabía que no era mi hermana pero ahí estaba, fingiendo apodos cariñosos mientras se encaminaba hasta donde yo estaba escondido, con la palma de mano logré taparme la boca y volví a escuchar su voz, solo que estaba cada vez más profunda.

──── Oni-san, ¿jugaremos a la escondidas?──── Fue la última vez que escuché su voz, ya ni siquiera había pasos pero no estaba seguro si quería voltear y ver por el agujero del armario donde me encontraba escondido.
La piel de gallina me recorrió por la espalda, como si de un mal presagio se tratase. ──── 1,2,3 por ti. ──── Contó, a juzgar por el volumen de su voz, se encontraba al centro de mi habitación, arrojando una cosa tras otra, mis figuras, mi taza favorita, mis libros, mis posters de fútbol, si fuese mi hermana, sabía que no debía tocar eso pero fuese lo que fuese esa cosa, sabía que estaría arrastrandome con furia mientras veía como destruía mis cosas.

Sin hacer muchos movimientos, fije uno de mis ojos por el rabillo de la puerta y la vi arrastrando el sucio peluche mientras ladeaba la cabeza unos 180 grados como si fuese una muñeca, podía ver un poco, sus ojos estaban completamente consumidos por un color negro, si es que tenía ojos con los que pudiese ver. ──── Oni-san... Sal de donde quiera que estés. ──── Sentí como si algo me empujara hacia atrás, cayendo sobre mi mi trasero mientras seguía viendo con una luz tenue el rabillo de la puerta a lo lejos, estoy seguro que el impacto de mi pequeña caída hizo el suficiente ruido porque antes de darme cuenta, no había un solo ruido más que mi respiración agitada y mi dolor interno.

──── Oni-san... ──── Finalmente la escuché, sabía que venía hacia aquí, a mi escondite, era mi fin. ────... ¡Te atrape! ──── Repentinamente las puertas del armario se abrieron de par en par hasta salir destruidos por la mitad por una increíble fuerza que hizo  impacto contra las paredes de la habitación. De repente toda mi vista se esclarecio pero la figura de mi supuesta y querida hermanita estaba a contra luz mientras sus oscuros cabellos flotaban como si tuvieran propia vida. ──── Hermanito... ¿Por qué me dejaste... ──── Algo me elevó hasta hacerme topar con el techo del armario, sentía como una presión contra mi estómago y como mis cosillas estaban a punto de ser fracturadas cuando habría su boca y de ella emanó un fuerte oler putrefacto ────... morir?! ────

Mis ojos se abrieron como puertas, ¿muerta? Hace unas horas era la dulce niña que pedía dinero comprarse un paleta de nieve. Tal fue mi sorpresa que pude observar con claridad como unas lágrimas salían de la oscuridad que antes tenía por ojos. ──── Oni-san... Estaremos juntos hasta la muerte, ¡Lo prometiste! ──── Colocó algo que parecían ser cabellos que cubrían mi cuello mientras que del peluche sacó un vaso de vidrio quebrado por la mitad. ──── Juntos... Por siempre. ──── Acercó su rostro a mi mientras me empezaba a faltar el aire, pero no sin antes encajar en mi pecho aquel vaso, dándome varias apuñaladas hasta caer desmayado por la falta de aire y desangrado.

Cuando desperté, no fue precisamente en mi cuerpo, era un fantasma y mi cuerpo había recorrido la mitad de la habitación con sangre y lo que parecía ser vidrio roto encajado en diferentes partes, inclusive podía observar mis órganos sobresaliendo y dejando de funcionar, dando al final un un color blanco como resultado mientras la sangre coagulada yacía al alrededor de mi cuerpo. Fue entonces cuando vi la pequeña y dulce figura de mi hermana por encima de mi cabeza flotando. ──── Hermanito, al fin... Estaremos por siempre juntos. ──── No era una linda manera de morir pero no podía dejar de mirar a mi hermana con una pequeña sonrisa a lo que respondí mientras le tomé de la mano. ──── Lo sé, lo prometí.
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.