Ir abajo
Luna Kobayashi
♚| ▬A TRAVÉS DEL ESPEJO | RETO GIMNASIO #1  VywcMJs
1717
0
48300
https://www.pokemon-ysiel.com/t10222-luna-kobayashi-id
https://www.pokemon-ysiel.com/t10681-storage-de-luna
https://www.pokemon-ysiel.com/t11011-cronologia-lunar
♚| ▬A TRAVÉS DEL ESPEJO | RETO GIMNASIO #1  VywcMJs
1717
0
48300
Luna Kobayashi
Profesor Versado

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

♚| ▬A TRAVÉS DEL ESPEJO | RETO GIMNASIO #1  VywcMJs
1717
0
48300
PERMANENT LINK FECHA DE POSTEO → Jue Mayo 19, 2022 9:34 am

A través del espejo
_____*♚| ▬A TRAVÉS DEL ESPEJO | RETO GIMNASIO #1  Venusaur_icon*♚| ▬A TRAVÉS DEL ESPEJO | RETO GIMNASIO #1  Garchomp_icon*♚| ▬A TRAVÉS DEL ESPEJO | RETO GIMNASIO #1  Serperior_icon*♚| ▬A TRAVÉS DEL ESPEJO | RETO GIMNASIO #1  Lucario_icon*♚| ▬A TRAVÉS DEL ESPEJO | RETO GIMNASIO #1  Prinplup_icon*♚| ▬A TRAVÉS DEL ESPEJO | RETO GIMNASIO #1  Psyduck_icon*_____
Team:

Luna se dirigía al gimnasio de Shade City: no se dedicaba a ser entrenadora pero decían que los retos de gimnasio eran grandes oportunidades para poner a prueba el vínculo con tus pokémon, así que le parecía interesante tomar uno de esos retos.

Shade City... como siempre, era un lugar decadente en el que en cada esquina había riesgo de matones o atracos... no le gustaba demasiado la ciudad y buscando el gimnasio, se le había hecho tan tarde que ya comenzaba a oscurecer. Y Shade City era bastante peligrosa de noche.

A su espalda, en una mochilita, estaba Psyduck y a su lado, Lucario. Sin embargo, se encontró problemas antes de poder dar la vuelta y buscar un hotel. Un grupo de motoristas comenzaron a seguirla. Luna miró alrededor pero... ¡diablos, no había nadie por esa calle! Fijó la vista al frente y siguió hacia delante. Oyó a Psyduck temblar en la mochila a su espalda.

—N—No les ha—hagas caso—susurró la Profesora.

—¡Eh! Te reconozco—dijo uno, poniendo la moto justo a su lado—Eres Kobayashi, ¿no?

Luna negó con la cabeza, muy nerviosa y agarró a Psyduck entre los brazos, caminando más rápido. Otro de los mostoristas invadió la acera y le cortó el paso.

—Sí, sí que lo eres. ¿Y no sabes dónde está tu padre?—Lucario emitió un ladrido, colocándose delante de Luna.

—¡Controla a tu maldito pokémon!—el de la moto sacó un Houndoom y sus otros cuatro compañeros a cuatro Houndoom más, que cercaron a Luna.

—Mira—la amenazó el de la moto—Si tú nos dices dónde está tu padre, nosotros nos largamos.

Luna se quedó muda, sin saber qué decir. ¡No tenía ni idea de dónde estaba!

—¡N—No lo s—sé!—consiguió decir tras unos segundos—Ni a m—mi me ha di—dicho na—nada...

—Tendremos que hacer que salga—la intentó agarrar de la cintura para subirla en la moto. ¿La querían secuestrar para obligar a su padre a salir? Luna gritó pero nadie iba a socorrerla.

Lucario consiguió hacer un ataque palmeo a la motocicleta y, al volcar, el tipo soltó a Luna, que consiguió alejarse unos metros de los motoristas y salir corriendo. Luna oyó las motos acelerar y los Houndoom correr a su espalda. Lucario se giró y se paró ya que los Houndoom iban a saltar hacia la espalda de Luna. Usó su ataque óseo para crear dos huesos y esgrimirlos contra el Houndoom en pleno salto, antes de lanzar el hueso hacia otro de ellos. Los otros dos Houndoom iban más rezagados y saltaron contra Lucario.

—¡Lu—Lucario!—gritó Luna, al ver a los Houndoom mordiendo a Lucario, quien cayó al suelo, protegiéndose el rostro con los brazos y recibiendo los triturar en ellos—¡Psyduck, te—tenemos que a—ayudarle, pis—pistola agua!

Desde sus brazos Psyduck lanzó un chorro de agua hacia uno de los Houndoom, que cayó al suelo. Lucario, en el forcejeo, y ahora sólo con uno de ellos consiguió arrojarlo lejos de sí y levantarse. Las motos venían rápidamente pero, repentinamente hubo un estruendo...

Luna vio los ojos de Psyduck completamente azules... y una de las motos, controlada por el poder psíquico, chocó contra las otras. Psyduck no era un pokémon psíquico así que no creó un accidente exagerado pero sí que los retrasó lo suficiente como para que los Houndoom estuvieran lejos. Luna corría todo lo que podía, pero no era buena con el físico... así que lo mejor era recorrer callejuelas para despistarlos.

Los matones directamente abandonaron sus motos y salieron corriendo tras la Profesora y sus pokémon hasta que esta se metió en cierta callejuela. En ese punto, Luna se cayó hacia atrás, mirando a sus perseguidores.

—¿Q—Qué d—diablos...?—se preguntó Luna, al ver que el grupo de matones, tras unos segundos de dudar, se quedaban fuera de la vista y finalmente, se alejaban del lugar. Se levantó corriendo, revisando el antebrazo de Lucario—¿Te hi—hicieron mu—mucho daño?

Lucario hizo un gesto hosco y negó con la cabeza, tan preocupado como ella por aquel encontronazo.

—¿En qué se ha me—metido mi pa—padre?—desaparecido y con gente de dudosa calaña buscándolo, hasta el punto de querer secuestrarla a ella para hacerlo salir de donde quiera que estuviera—Su—Supongo que por mu—mu—muchas vueltas que le de no puedo sa—saberlo...

Sólo esperaba que estuviera bien, allí donde se hubiera escondido.

Aún en el suelo se giró, para ver qué había asustado tanto a esos tipos. Era un edificio abandonado a lo lejos, y algunas calles. Espera, ¿eso era el gimnasio? ¡Estaba destrozado! Sin embargo, Luna no tuvo tiempo de pensarlo mucho.Psyduck empezó a temblar al oír el aullido de unos Mightyena, indudablemente, acercándose: ¿se había metido en el territorio de un grupo de estos pokémon o pertenecían a esos hombres?“¡No me voy a quedar a averiguarlo!” pensó, levantándose torpemente y echando a correr hacia el gimnasio. Sin embargo, los aullidos de los Mightyena comenzaron a venir de todo su alrededor.

—Es—estamos ro—rodeados...—eso, o el lugar era parte de alguna de esas leyendas urbanas. No, seguro sólo eran pokémon salvajes y se había metido en el lugar equivocado, eso era todo, sólo que todo estaba tan oscuro que se estaba sugestionando. La mitad de farolas estaban destrozadas y fundidas y aunque no había una oscuridad total, cada punto de luz estaba a más de treinta metros—¡Lu—Lucario! ¡Usa tu a—aura para e—evitar que nos ataquen por sor—sorpresa en la os—oscuridad y a—alejémonos de e—ellos!

Lucario cerró los ojos y se concentró: tras unos segundos, salió corriendo hacia una dirección en la que no había encontrado presencia de ningún ser vivo. Aún no dominaba tan bien el aura como para rastrear en radios de un kilómetro como otros Lucario más experimentado pero sí los suficientes como para evitar una emboscada.

Luna siguió a Lucario corriendo que, en cierto punto, comenzó a girarse con gesto alarmado. Repentinamente el pokémon notó que los habían rodeado, incluso si no los notó acercarse. ¿Cómo lo habían hecho aquellos pokémon para rodearlos tan repentinamente? ¿Había fallado su aura? ¡Casi estaban sobre ellos! ¡Apenas unos diez metros los separaba y ya podían ver sus ojos rojos en la penumbra!

—¿Qué va—vamos a ha—hacer...?—se preguntó Luna. A su espalda, en la mochila, Psyduck emitió un chillido, queriéndole llamar la atención y entonces Luna lo vio.

Un Absol los observaba frente a una valla de alambre a pocos metros de ellos: era la única dirección en la que no veían los ojos rojos de los Mightyena, acercándose desde la oscuridad. El Absol no parecía querer atacarles. Su pelaje blanco estaba lleno de suciedad pero el pokémon se agachó y, ¡desapareció! “No, se ha metido detrás de la verja... seguro que tiene un agujero” pensó Luna con rapidez, acercándose a la valla de alambre. Sí, tenía un agujero pero... era demasiado pequeño como para pasar. Se quitó la mochila con Psyduck dentro y le hizo pasar:

—Tran—tranquilo, Lucario me pro—protegerá—le dijo Luna al ver que el pokémon pato se alteraba por ver que su entrenadora se había quedado al otro lado—¡Co—corre, Psy—Psyduck, búscanos ayuda!—le pidió ella. Sólo así Psyduck corrió torpemente hacia la oscuridad, pero a salvo...

No quedaba más remedio que luchar mientras buscaba una manera de pasar por la valla. Sacó de su pokéball a su viejo Venusaur, a quien encontró apenas comenzó su viaje y que la había seguido sólo para no tener que medirse en peleas territoriales con otros Venusaur jóvenes. En la pokéball, el pokémon estaba mucho más a gusto que en la fauna salvaje.

—¡Ve—Venusaur, paralizálos!—le pidió Luna al viejo pokémon planta, para ganar algo más de tiempo. Algunos Mightyena quedaron paralizados pero otros se lanzaron hacia Venusaur, quien, despertando de su “sopor”, demostró que, a pesar de ser un pokémon viejo, despertar su ira era un error. Los comenzó a fustigar con sus látigos cepa lanzándolos lejos cada vez que intentaban morderlo en jauría.

Venusaur les estaba consiguiendo un tiempo muy valioso para intentar escapar de alguna manera por la verja de alamabre. Luna pensó en escalar la verja pero era nula con las tareas físicas... aún así, tenía que intentarlo: Lucario se agachó y colocó sus manos para que Luna apoyara un pie y pudiera subir mejor. Lucario comenzó a escalar también, con más éxito y rapidez dada su buena forma física, y cuando ya estaba en el punto más alto le extendió la zarpa a la profesora, para que se ayudase. La chica emitía resuellos de esfuerzo, sin lograr subir del todo, a pesar de que había llegado a la mitad de la valla de seis metros de alto.

Venusaur usó uno de sus látigos cepa para seguir defendiéndose pero extendió el otro alrededor de Luna para darle la última ayuda que necesitaba para subir la verja. Mientras bajaba para descolgarse, oyó al dinosaurio quejarse y al pasar al otro lado, vio que dos Mightyena habían conseguido morder la flor del pokémon planta, debido al hueco defensivo que había dejado para ayudarla. Lo hizo volver a la pokéball para evitarle más dolor y le susurró, con los ojos llorosos: “Lo siento... y gra—gracias, no lo ha—habría con—conseguido so—sola. Tra—Trataré de de—dejarte descansar, viejo com—compañero...”.

Oyó ladridos de nuevo y vio un par de Mightyena enfurecidos, saltando hacia el alambre como si quisieran simplemente atravesarlo, metiendo los morros en el pequeño agujero por el que Psyduck se había metido, tratando de alcanzarla, sin éxito.

—Po—Pobre Ve—Venusaur, está tan ma—mayor para pe—peleas in—injustas. Ay, n—no... ¿y si Psy—Psyduck se ha per—perdido?—preguntó en alto, notando que ya no sólo tenía los ojos llorosos sino que estaba llorando. Lucario le dio la zarpa y se puso de puntillas para secarle las lágrimas, mientras que con la otra tiraba de su brazo suavemente para que siguieran adelante y que Luna no tuviera que oír a los Mightyena ladrar a pocos metros. Lucario aún no podía comunicarse con palabras específicas con Luna pero sí le transmitió la sensación de “Lo encontraremos”, así que Luna se sintió algo mejor y siguieron caminando hasta que los ladridos de los Mightyena sonaban lejanos.

Luna no supo si uno de esos Mightyena había conseguido saltar la verja pero lo tenía a su espalda, a punto de abalanzarse sobre Lucario. Sin embargo, el Absol apareció, caminando con lentitud y mirando al Mightyena ferozmente. El cuerno de Absol comenzó a brillar y, con el rabo entre las piernas, el Mightyena huyó, aullando como si hubiera recibido la mayor paliza de su vida, de puro miedo.
______________________________
♚| ▬A TRAVÉS DEL ESPEJO | RETO GIMNASIO #1  Tumblr_moi2r26cFB1qe4gheo1_500
______________________________

Luna se acercó al pokémon, extendiendo la mano para acariciarlo y agradecerle que les mostrase el camino. Antes de que la mano de Luna tocase el sucio pelaje blanco, una voz a sus espaldas les hizo dar un respingo. Lucario no había podido oír al niño caminar a sus espaldas y eso que tenía el oído fino, además... el aura de ese niño era... simplemente demasiado extraña, así que empezó a gruñir, desconfiado.

—¿Buscas a tu Psyduck?—le preguntó el niño a Luna.

—¡S—sí! ¿Lo vis—viste?—preguntó Luna. Al ver a Lucario gruñendo, sin saber del todo por qué el pokémon estaba tan alerta frente a un chiquillo le dijo—Oye, Lu—Lucario... él n—no nos ha—hará daño. Sólo es un ni—niño...

—No lo vi. Te puedo ayudar a buscar—el Absol se acercó al niño y se sentó entre sus pies descalzos, llenos de cortes cicatrizados y suciedad. Era obvio que ese niño estaba solo en la calle—Seguramente te desviarás del gimnasio. Todos los que vienen quieren retar al líder. ¿Estás bien con eso?

—¡E—Eso no me im—importa! Ne—necesito encontrar a Psy—Psyduck. El gim—gimnasio puede esperar. ¡Por fa—favor, ayúdame! ¡Te da—daré dinero, lo que qui—quieras!—Luna comenzó a llorar de nuevo.

—Esto te animará—dijo él. Absol se acercó a Luna, con un anillo de oro en la boca.

—Es—Espera, ¡no puedes dár—dármelo! ¡Vale mu—mucho di—dinero!—dijo Luna, tras cogerlo y ver que era un anillo de oro macizo que, honestamente, podría sacar a ese niño de la calle si lo vendiera. ¿Quizás él no lo sabía?—Con es—esto puedes com—comprar za—zapatos, u—una ca—casa y...

—Cuando encontremos a tu Psyduck, me lo devuelves—dijo él alegremente interrumpiéndola.

—L—Lo guardaré bien en—entonces.

El niño comenzó a caminar entre los callejones, guiándolos junto a Absol mientras tarareaba la “Oda a la alegría” de Beethoven. En ese ambiente oscuro y de extrema pobreza, la tonadilla era algo espeluznante. Luna lo siguió, ese niño se conocía bien las calles. Antes de meterlo en el bolsillo interior de su chaqueta, Luna seguía inspeccionando el anillo, ¿cómo había llegado a las manos del niño?

Lucario seguía igual de intranquilo. No oía los pasos del niño, por mucho que lo veía pisar el asfalto y ese aura tan extraña...

De repente, el niño echó a correr.

—¡Es—Espera!—Luna metió el anillo en el agujero interior de su chaqueta antes de correr para alcanzarlos pero ya no estaba. Lo único que había ante ellos era un bosque—¿Có—Cómo...?
Reto de gimnasio
Prólogo
Líder del gimnasio
C y a l a n a


Melek Kirishima
La Guardiana Azul
4227
10
13675
https://www.pokemon-ysiel.com/t8147-el-expediente-de-melek
https://www.pokemon-ysiel.com/t9321-lazos-de-la-taberna#345884
https://www.pokemon-ysiel.com/t8193-el-jardin-de-xerneas-storage
https://www.pokemon-ysiel.com/t8169-mi-linea-de-tiempo-melek
La Guardiana Azul
4227
10
13675
Melek Kirishima
Coordinador Pokémon

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

La Guardiana Azul
4227
10
13675
PERMANENT LINK FECHA DE POSTEO → Jue Jun 16, 2022 9:49 pm
¡Bienvenido/a a tu primera prueba, Invitado!

Tal y como se describió en el apartado de las reglas del gimnasio siniestro, tu principal meta en tu primera evaluación rumbo a la mansión abandonada será únicamente: Intentar avanzar y explorar el bosque abandonado mientras intentas ubicar el camino rumbo al complejo competitivo. No obstante, el viaje no será nada sencillo ya que los habitantes salvajes de este inhóspito lugar son demasiados celosos y quisquillosos en cuanto a territorio se refiere. Por lo que, en resumidas cuentas, intentarán ahuyentarlos por todas las maneras posibles... ya sea por comportamientos amenazantes u violentos.

~ Indicaciones Principales ~
──────────────────────────────────────────────────

➤ La primera prueba siempre es un juego de Eevee y resolverlo es más sencillo de lo que parece: 

Cada Post debe contar con 10 líneas como mínimo, o un poco más a tu gusto, narrando, por medio de la guía de la Wikidex o alguna enciclopedia Pokémon de tu preferencia, como Invitado y sus Pokémon se cruzan camino frente a las adversidades de cuatro patas con cola, por medio de la utilización del set de habilidades de tus compañeros de equipo. Pueden ser una o dos como mínimo para cada Pokémon o, incluso, ataques combinados, todo a tu libre albedrío e imaginación. Sumado a ello, en cada mensaje, se deberán lanzar: 1 Ruta (Calles Bajas), 1 Huida y 3 Monedas. Así entre post sucesivamente hasta alcanzar la meta de puntos establecida.

➤ El equipo, y eso incluye la integridad del propio retador, tendrán como base 80 PV de salud en total, representado en forma de resistencia y energía. Esta barra de vida será tu punto de apoyo en cuanto puede soportar y tolerar toda la escuadra ante cualquier clase de adversidad y deberá ser protegida a toda costa si deseas llegar en excelente estado a tu objetivo final. Si llega a 0, entonces es el fin del juego... por lo tanto, junto a tus inseparables amigos, intenten sobrevivir lo mejor que puedan y usen su astucia para completar la primera prueba.

Y se prohíbe absolutamente cualquier clase de movimiento de desplazamiento temporal o cualquier otro que te permita cruzar largos caminos extenso en un solo parpadeo. Como lo hacen las Gardevoir o Pokémon psíquicos.

➤ La meta de las "Monedas" es alcanzar cierto numero de puntos establecidos dependiendo del resultado que salga, pues cada uno dispone de ciertas ganancias en particular. Por ejemplo: Si te sale Cara obtienes +2 puntos mientras que cada Cruz vale +1 punto. Asegurar tu escape y tu entrada al hogar de la líder será completada cuando consigas superar la barrera de los 15 puntos obtenidos durante el desarrollo de la persecución. Si lo logras, entonces en hora buena pues superaste tu primera odisea y estás más que listo para proceder a enfrentar tu segundo reto.

~ Mecánica de los dados ~
──────────────────────────────────────────────────

➤ Dado Ruta: El dado Ruta "Calles Bajas" será el encargado de reducir tu vida base con la repentina aparición de algunos Pokémon salvajes. No obstante, no combatirás contra ellos sino que tratarás de evitarlos y huir sin sufrir alguna clase de daño de por medio. La penalización de cada Pokémon varia según su evolución o forma. Y este daño se verá reflejado únicamente si la huida del grupo termina fallando.

Stage Básico: -5 PV
Stage 1: -6 PV
Formas Alola: -7 PV

➤ Dado Huida: No tiene misterio, con el uso de un solo intento bastará para determinar tu avance.

➤ Dado Moneda: Este pequeño amiguito será tu fuente de regeneración en valor a tus valores aplicados ante aquellos que no tuvieron mucha suerte en este mundo. Como el universo y Arceus son sabios y el karma existe, que mejor manera de devolver el favor a Invitado que obsequiando +PV a todo el grupo. Para ello deberás obtener los siguientes resultados, sin importar el orden de obtención, en una tirada de 3 Monedas:

Cara + Cruz + Cara o Cruz + Cruz + Cara: +2 PV
Cruz + Cruz + Cruz: +5 PV
Cara + Cara + Cara: +10 PV
Megapiedra encontrada: +15 PV

Dato extra: Si mantienes la vida a su máxima capacidad y logras obtener algunos de estos comodines, entonces tal bonificación se acumulará sobre tu capacidad. Es decir, de los 80 PV, si recibes alguna clase de daño, entonces esa bonificación, automáticamente, restaurará tus puntos de vida. Por lo tanto, no te preocupes en este aspecto ya que tu suerte no será desperdiciada bajo ningún concepto.

Dicho todo esto, te deseo la mejor de las suertes y te doy la bienvenida al gimnasio siniestro. ¡Diviértete mucho en tu paseo por la medalla!


~ Tema oficial de ambientación ~



♚| ▬A TRAVÉS DEL ESPEJO | RETO GIMNASIO #1  38z0ci19

Mensaje para Luna Kobayashi
Emme

Eiko Kuroba
♚| ▬A TRAVÉS DEL ESPEJO | RETO GIMNASIO #1  XUTENDGT_o
3349
6
106125
https://www.pokemon-ysiel.com/t11079-eiko-kuroba-id
https://www.pokemon-ysiel.com/t12306-eiko-s-friends-enemies-v2
https://www.pokemon-ysiel.com/t11081-eiko-s-lucky-storage
https://www.pokemon-ysiel.com/t11096-eiko-s-lucky-journey
♚| ▬A TRAVÉS DEL ESPEJO | RETO GIMNASIO #1  XUTENDGT_o
3349
6
106125
Eiko Kuroba
Líder de Gimnasio

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

♚| ▬A TRAVÉS DEL ESPEJO | RETO GIMNASIO #1  XUTENDGT_o
3349
6
106125
PERMANENT LINK FECHA DE POSTEO → Miér Sep 14, 2022 8:23 am
Reto
c e r r a d o

Este reto de gimnasio se da por finalizado. Debido a que el avance del retador no fue suficiente, este tema no dará ningún tipo de recompensa.



   
Contenido patrocinado

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

PERMANENT LINK FECHA DE POSTEO →
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.