Ir abajo
Taichi Yagami
¡El Valor me dará alas!
4538
40
49800
https://www.pokemon-ysiel.com/t2138-taichi-yagami-finalizada
https://www.pokemon-ysiel.com/t2144-taichis-relationships
https://www.pokemon-ysiel.com/t2321-registros-del-aventurero#66632
https://www.pokemon-ysiel.com/t2307-bitacora-del-aventurero
¡El Valor me dará alas!
4538
40
49800
Taichi Yagami
Entrenador Pokémon

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

¡El Valor me dará alas!
4538
40
49800
PERMANENT LINK FECHA DE POSTEO → Lun Dic 25, 2017 3:14 pm
Mega Charizard X (30 PV)* + 5 por ventaja de tipo vs Mega Garchomp (KO) * + 5 por ventaja de tipo

No estaba pensando en acabar con él, a diferencia de lo que su contrincante hubiera hecho de tener la oportunidad. Estaba demasiado cansado como para pensar en ello, considerando que la conexión de la Mega Evolución demandaba una buena parte de su energía. Sólo rogaba que Mega Garchomp no tuviera más energía para pelear, algo que deseaba con todas sus fuerzas en cada segundo que éste no se movía. Charizard sabía del agotamiento de su entrenador, por lo que se mantenía firme delante de él para protegerlo de cualquier táctica baja que pudiera llevarse a cabo. Gruñía ferozmente liberando tenues llamas azuladas pudiendo interpretarse aquello como una amenaza a que no diera un paso más; y por fortuna pareció hacer efecto. La Mega Evolución finalizó ante los ojos de ambos y un lastimado Garchomp se metió bajo tierra tan pronto como pudo, huyendo del lugar. – Bien…lo logramos… - dijo en voz baja el castaño, cayendo de rodillas y apoyando sus manos en el piso. Una gran carga de estrés se había ido de sus hombros, generando el consiguiente desgaste. Su compañero se acercó preocupado, pero el retador sólo negó con la cabeza. – Sólo necesito…un rato de tranquilidad. Tomar agua…y estaré bien. – le dijo sonriendo, acomodándose en unos escombros para poder reponerse a punta de un poco de comida y agua.

Luego de su corto descanso se levantó, haciendo sonar hombros y cuello verificando que todo estaba bien. Hizo una mueca cuando su cuerpo le dijo que no era así en su totalidad, y eso Charizard lo notó. De igual forma intentó tranquilizarlo, haciendo otro movimiento de negación. – Me duele, pero no puedo detenerme ahora. Mientras pueda caminar y hablar, nada más importa. – dijo con decisión, una que su compañero no compartía completamente, siempre tan preocupado de su bienestar. Tras eso caminaron hasta el otro lado de la pirámide, ese que no habían alcanzado a recorrer por completo debido a la aparición del tiburón de tierra y se encontraron con una nueva vagoneta, la cual asumió debía llevar a otro de los edificios que habían visto antes de ir a las ruinas. – Eran las ruinas, la mina, dos pirámides y el castillo. – dijo en voz alta, mirando el transporte antes de subirse a él. – Luchamos en las ruinas, sacamos las piedras en la mina y estamos en una de las pirámides…lo que significa que queda otra pirámide y el castillo. – comentaba a su compañero haciendo cálculos con los dedos de su mano enguantada. Al darse cuenta de lo que habían avanzado y de lo que quedaba suspiró. – Me pregunto cuántos habrán llegado hasta aquí…pero supongo que puedo preguntarle luego al líder – sonrió optimista, regresando a Charizard ya que no podía tenerlo consigo en el vagón.

El viaje fue más corto que los anteriores, entrando a un terreno aún menos iluminado que la mina. Liberó a su compañero de fuego inmediatamente sabiendo que su cola y sus llamas serían de gran utilidad para mejorar en algo la situación que parecía ser desde ya bastante adversa. El fin del camino de la vagoneta se conectaba al inicio de dos paredes separadas por no más de cinco metros, o al menos eso fue lo que pudo medir tras palpar constantemente los muros hasta llegar a una bifurcación que ofrecía dos caminos: uno a la izquierda y otro a la derecha. Escogió el izquierdo y siguió el camino, encontrándose con más y más divisiones a medida que avanzaba. La amplia llama de Charizard confirmó sus percepciones: estaban dentro de un laberinto. – Entiendo cada vez más los rumores de este gimnasio…- Se dijo con una sonrisa, haciéndose su propia percepción. Algunos gimnasios buscaban poner a prueba estrictamente a los Pokémon, y otros se enfocaban en la mentalidad de los Entrenadores…pero éste parecía atacar ambos aspectos con igual fuerza, desafiando los lazos y los límites de los grupos que aspiraban a conseguir la medalla. Su tensión y su cansancio no eran más que pruebas inequívocas de su esfuerzo, motivándole a más. Estas eran las aventuras que más hacían crecer en todo sentido, y lo estaba disfrutando al máximo.

- Bien, probemos con esta estrategia…- dijo liberando a Garchomp para que tanto él como Charizard le escuchasen con profunda atención. – Quiero que uses tus alas para levantar una brisa lo suficientemente fuerte para que recorra los pasillos, y considerando eso tú podrás elegir la ruta adecuada para que podamos salir de aquí. – Dijo primero mirando al lagarto y luego al tiburón, quienes asintieron en señal de que habían entendido. – El resto del equipo apoyará para tener puntos de referencia en los lugares que no nos sirven, entonces se reducirán las opciones y podremos seguir avanzando. Siete cabezas son mejor que una – comentó con una amplia sonrisa, llevando a cabo el plan en los segundos siguientes. La secuencia era la siguiente: Charizard aleteaba con fuerza y el resto de los Pokémon descifraban la dirección que tomaba el viento, liderados por Garchomp al ser un experto natural en ese tipo de terreno. Apoyándose en sus compañeros, las opciones eran descartadas aunque tuvieron que devolverse en más de una ocasión para encontrar el camino correcto, pero lo importante al final fue que avanzaron y avanzaron hasta llegar al objetivo, notando cómo las vías se reducían en cierto punto. – ¡Lo logramos! – exclamó notando que al virar en la enésima esquina sólo había un camino disponible, iniciando carrera sin verificar que estaba en lo correcto, dejándose llevar sólo por su instinto…


Narro - Hablo - *Pienso* - DTaichi - Yveltal

El Rey del Desierto [Desafío Gimnasio #7 – vs Rein Kurogane] - Página 4 XCmWYfQ4_o

Medallero:
El Rey del Desierto [Desafío Gimnasio #7 – vs Rein Kurogane] - Página 4 28tb3ip
Rein Kurogane
El Rey del Desierto [Desafío Gimnasio #7 – vs Rein Kurogane] - Página 4 AR4
4251
2
8765
El Rey del Desierto [Desafío Gimnasio #7 – vs Rein Kurogane] - Página 4 AR4
4251
2
8765
Rein Kurogane
Recluta del Team Genesis

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

El Rey del Desierto [Desafío Gimnasio #7 – vs Rein Kurogane] - Página 4 AR4
4251
2
8765
PERMANENT LINK FECHA DE POSTEO → Mar Ene 02, 2018 11:33 am


 Prueba superada


Gracias a tus pokémon has podido superar el duro desafío que suponía el laberinto de la pirámide, sólo un último paso te separa de tu oportunidad de retar al líder de gimnasio y hacerte con la ansiada medalla.

Finalmente llega el último desafío antes de que tengas la posibilidad de retar al líder del gimnasio en un combate, cuyo premio es la propia medalla. Pero antes de eso, deberás dirigirte hacia el castillo a través, cómo no, de otra vagoneta, algo distinta a las otras. La vagoneta recorrerá todo el camino hasta la entrada del castillo. Al entrar, podrás ver la recepción del gimnasio, de la cual se encarga un siempre alegre y bailarín Ludicolo. Él será el encargado de llevarte hasta el lugar donde comenzará la prueba. Allí encontrarás un enorme Palossand, rodeado de arenas movedizas, que protege el paso de cualquier retador hasta la zona donde se encuentra el líder de gimnasio. Existen 3 formas de superar esta prueba. La primera es conseguir ganarte la confianza de palossand y que te permita pasar tranquilamente; eligiendo esta opción, tendrás que realizar un post social de al menos 30 líneas donde detalles cómo te ganas su confianza y pasas al otro lado de las arenas movedizas. La segunda será vencerlo en un combate pokémon. Si eliges esta opción, debes saber que tendrá 200pv y cada dos turnos hará desaparecer al pokémon que se encuentre combatiendo valiéndose de las arenas movedizas y de su control de toda la arena del propio castillo. Los post de combate en este caso serían de 10 líneas como mínimo. Y la última forma de pasar la prueba no tendrá nada que ver con Palossand. Pasarás a una sala situada a tu diestra, donde encontrarás multitud de artilugios y objetos usados para venerar a Stunfisk. Además, en el interior de la sala habrán 3 stunfisk esperando tu llegada. En un mínimo de 30 líneas tendrá que inventar una leyenda sobre Stunfisk que sea del agrado de estos 3 stunfisk. Como pista adicional, los 3 stunfisk tienen un gran ego, por lo que prefieren ser tratados como reyes.

Por último, recordar que fallar en cualquiera de los 3 caminos conllevará la expulsión del retador del gimnasio, teniendo que esperar una semana completa para volver a desafiar el gimnasio desde el punto donde se quedó. Dicho esto, buena suerte.






REIN KUROGANE
the desert is just an oasis for the strong ◇
Taichi Yagami
¡El Valor me dará alas!
4538
40
49800
https://www.pokemon-ysiel.com/t2138-taichi-yagami-finalizada
https://www.pokemon-ysiel.com/t2144-taichis-relationships
https://www.pokemon-ysiel.com/t2321-registros-del-aventurero#66632
https://www.pokemon-ysiel.com/t2307-bitacora-del-aventurero
¡El Valor me dará alas!
4538
40
49800
Taichi Yagami
Entrenador Pokémon

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

¡El Valor me dará alas!
4538
40
49800
PERMANENT LINK FECHA DE POSTEO → Mar Ene 02, 2018 7:22 pm
Sus piernas corrieron a todo lo que daban, seguido de sus Pokémon que estaban más preocupados de que no se desmoronara en un tropezón que de llegar hasta supuestamente el final del condenado laberinto. La ilusión se había transformado en impulsividad, ignorando el hecho que pudiera haber alguna trampa o algo más que pudiera impedir que dijera que había llegado hasta el final, pero apenas vio un nuevo vagón supo que lo habían logrado. Se apoyó en el borde de éste sin hacerlo funcionar todavía, casi abrazándolo feliz de verlo mientras el resto de su equipo llegaba, muy contentos también debido al desenlace positivo de todo el esfuerzo que habían hecho juntos. – Muy bien hecho, todos. Fue un gran trabajo de equipo. – dijo habiéndose volteado hacia todos sus compañeros, dedicando una sonrisa agradecida que se contagió en los rostros de todos los presentes. – Vamos a la siguiente prueba. Si no me fallan los cálculos, es la última antes de enfrentar al líder, así que procuren descansar mucho, ¿eh? – Comentó y todos asintieron antes de ser regresados uno por uno a sus respectivas Pokéballs, incluido Jangmo-o que estaba más concentrado en la batalla que en una posible exploración.

Subió a la vagoneta y la hizo funcionar, dejando que recorriera el camino que debía hasta llegar a su destino aparentemente final. Pensaba en cerrar los ojos para poder centrarse, pero habían más consecuencias negativas que positivas al hacerlo, entre las que se encontraban marearse y perderse el paisaje rocoso que predominaba en el sector a pesar de encontrarse en pleno desierto. Sólo suspiró y bebió un poco más de la botella que tenía, lamentando que quedase cada vez menos, mientras se afirmaba del vagón y literalmente se dejaba llevar, hasta que se detuvo en lo que parecía ser el fin de la ruta. Ni bien se bajó pudo ver un par de pilares con el símbolo de la Liga de Ysiel, reconociendo allí que había llegado al edificio principal, lo cual le aliviaba y al mismo tiempo incrementaba su emoción.

Apenas entró fue recibido por un Pokémon bastante inusual en ese terreno – a su juicio -, un Ludicolo que se comportaba fiel a la personalidad que mayormente le describían: alegre y hasta despreocupado. - ¡Hola! ¿Tú estás a cargo? – preguntó omitiendo la necesidad de preguntarle si debía pelear con él, recibiendo un asentimiento por parte del originario de Hoenn. Caminó a su lado aún intrigado por el papel del Agua/Hierba en ese sector del gimnasio, sintiendo que era un contraste grande en relación a todas las demás criaturas que había enfrentado allí. De todos modos lo agradecía mentalmente, sintiéndose ligeramente más relajado y tranquilo, aunque se conservaba alerta en todo momento.

Llegaron hasta una habitación bastante amplia que tenía una puerta al fondo, sin aparentes obstáculos que superar. - ¿Es aquí? – preguntó con obviedad, y casi al instante de haberse oído su voz hubo un temblor en todo el lugar, apareciendo – o notándose, más bien – un área amplia de arenas movedizas lideradas por un Palossand muchísimo más grande de lo normal, a comparación de los que tenía él capturados. Ludicolo le entregó al joven una especie de mensaje, y Taichi lo leyó en silencio, mirando de reojo un momento hacia la puerta lateral que dejaba ver. Hizo una mueca y le devolvió el mensaje, fijándose en el literal castillo de arena vivo. – No voy a ir con los Stunfisk. Pasaré de frente. – dijo con decisión, volcando sus esfuerzos en cómo ganarse la confianza del Pokémon en frente. Jangmo-o salió de su Pokéball entonces, gruñiendo y ladrando listo para enfrentarlo. - ¡No, no quiero pelear! No quiero pelear con él. Estamos en su territorio e incluso Garchomp tendría problemas. – dijo mirando serio al dragón de la escama, quien se sentó a su lado haciendo un puchero.

Ignoró a su compañero más pequeño por un rato por el bien del objetivo mayor, y de repente tronó los dedos. Su cabeza había generado una idea por fin. -¿Qué tal unos chistes? -comentó sonriendo, pensando en varios que recordaba. - ¿Cuál es el Pokémon que tiene una ametralladora? Ratatatatatatatata…- dijo haciendo el gesto del arma con los dedos, pero Palossand no se vio afectado. Ni siquiera una mueca. – ¡Espera! Este otro…Un Ursaring se cayó de un árbol mientras dormía. ¿Te gustó el chiste? Porque a Ursaring tampoco… - nuevamente silencio. Ni siquiera Jangmo-o había hecho una mueca de risa. – Debes estar más aburrido que pelea entre Metapods – dijo encogiéndose de hombros, escondiendo el chiste en un comentario, pero no hubo resultados visibles. Su compañero le miraba juzgándolo cómicamente, y Taichi ahí sabría que tenía un terrible talento para los chistes. – Ok, ok…no más chistes. Déjame ver que tengo en la mochila…

Se quitó la aludida de su espalda y empezó a revisar, sacando varios de sus objetos, una botella de agua, unas cuantas Pokéball sin usar, algunos residuos…hasta que sorprendentemente sacó un tomate. Estaba bien conservado, pero no recordaba de dónde lo había sacado. En ese mismo lapsus mental de repente una melodía se apoderó de su cabeza, pensando y recordando unas cuantas intervenciones urbanas que había visto durante sus viajes. ¿Podía hacerlo? Sólo tenía que intentarlo. Se puso de pie y empezó a hacer ruidos con la boca para darle el ritmo a Palossand, y de repente se dejó llevar, fiel a su estilo:

Desde 0:10 a 1:08 aprox (?:

Mi querido Palossand, pon tus oídos a escuchar
Aunque no sé dónde están atención me vas a dar
Porque soy un retador, de Hoenn y Lavacalda
Soy Taichi Yagami y vengo por la medalla

Del gimnasio, para cumplir mi gran sueño
Convertirme en campeón, no estoy soñando despierto
Yo quiero, ser el mejor entrenador
Y para eso, estas palabras digo yo

¿Estás solo? Tal vez cansado o ansioso
Aunque sea complicado teniendo a Ludicolo
Que no está loco, sólo es un gran compañero
No deseo enfrentarte, tu alegría es todo en el momento

No es una broma, si me hubiera ido al lado sería una mala persona
Escaparme de los retos no es algo que escoja, con valor voy a luchar, aun sea contra un Weedle o contra un Tyranitar.

Y por esto y muchas cosas más
Mi querido Palossand, por favor deja pasar
Porque tú quieres gozar, en la arena donde estás
Mientras mis geniales rimas te dan felicidad, yeah.


Jangmo-o se quedó boquiabierto de sorpresa, y esta vez Palossand sí pareció reaccionar, aunque desconocía si sería algo positivo o negativo. Incluso el mismo retador estaba impresionado de su aparente talento, o de su extrema suerte de que justo se armaran las palabras como él quería. Ahora sólo quedaba esperar a la reacción del castillo. ¿Lo dejaría pasar?


Narro - Hablo - *Pienso* - DTaichi - Yveltal

El Rey del Desierto [Desafío Gimnasio #7 – vs Rein Kurogane] - Página 4 XCmWYfQ4_o

Medallero:
El Rey del Desierto [Desafío Gimnasio #7 – vs Rein Kurogane] - Página 4 28tb3ip
Rein Kurogane
El Rey del Desierto [Desafío Gimnasio #7 – vs Rein Kurogane] - Página 4 AR4
4251
2
8765
El Rey del Desierto [Desafío Gimnasio #7 – vs Rein Kurogane] - Página 4 AR4
4251
2
8765
Rein Kurogane
Recluta del Team Genesis

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

El Rey del Desierto [Desafío Gimnasio #7 – vs Rein Kurogane] - Página 4 AR4
4251
2
8765
PERMANENT LINK FECHA DE POSTEO → Vie Ene 05, 2018 8:55 pm


 Prueba superada


Vaya, parece que improvisación ha sido del agrado de Palossand el cual mueve su inmenso cuerpo como si estuviera bailando al ritmo de tus rimas. Finalmente has logrado superar todas y cada una de las pruebas. El momento que estabas esperando desde que decidiste entrar en el gimnasio finalmente está por ocurrir, el ansiado combate contra el mismísimo líder de gimnasio. Palossand se retira tras unos minutos en los que no paraba de moverse, dejando ver una pasarela por la cual podrás pasar al otro lado. Allí te esperan unas cuantas escaleras que te llevarán hasta una parte superior, donde se encuentra la sala con el líder esperando tu llegada en su interior.

Antes del combate habrá una ronda social entre el retador y el líder de gimnasio. Deberás realizar un post sin mínimo de líneas con el contenido que creas apropiado para tal situación, acompañado del equipo de tres pokémon que vas a utilizar en el combate posterior. Cualquier item que desees usar deberá aparecer también junto al equipo para que el líder pueda usar un equipo parejo al del retador, pues nadie quiere un combate donde uno de los dos bandos tiene una clara ventaja. El líder también pondrá su equipo junto a los items a utilizar en el post sucesivo al del retador. Una vez terminada la ronda social, el retador será quien de inicio al combate, siendo esto considerado una pequeña ventaja que el líder otorga por desenvolverte tan bien en las pruebas anteriores. Dicho esto, buena suerte en el que puede ser tu último combate en este gimnasio.

Los post de combate contra el líder serán de al menos 10 líneas completas.




REIN KUROGANE
the desert is just an oasis for the strong ◇
Taichi Yagami
¡El Valor me dará alas!
4538
40
49800
https://www.pokemon-ysiel.com/t2138-taichi-yagami-finalizada
https://www.pokemon-ysiel.com/t2144-taichis-relationships
https://www.pokemon-ysiel.com/t2321-registros-del-aventurero#66632
https://www.pokemon-ysiel.com/t2307-bitacora-del-aventurero
¡El Valor me dará alas!
4538
40
49800
Taichi Yagami
Entrenador Pokémon

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

¡El Valor me dará alas!
4538
40
49800
PERMANENT LINK FECHA DE POSTEO → Sáb Ene 06, 2018 2:52 pm
Los segundos siguientes a la finalización de aquella… ¿inesperada? intervención fueron de desconcierto absoluto para el equipo del retador. Jangmo-o aún no podía creer que Palossand había sido atrapado por completo por los ritmos que su entrenador había elaborado en una improvisación absoluta, y lo más gracioso de todo es que él mismo jamás pensó que podía hacer algo así, aunque nunca lo había intentado en serio. – B-bueno…al parecer le gustó. – comentó a su compañero dragón como quien intenta ver el lado bueno después de romper una vasija, viendo ambos cómo el castillo de arena se movía de un lado a otro intentando seguir un ritmo particular, seguramente intentando retener la letra o la métrica de aquellas rimas para recordarlas cuando se sintiera solo o aburrido. Sin duda no se esperaba algo así, y tras eso quedó extremadamente feliz igual que Ludicolo, aunque éste siempre se mantuviera en ese estado. El Pokémon que bloqueaba el camino finalmente desapareció tras una sutil despedida de y hacia la pareja, quedando una pasarela disponible en dirección al último paso para ganar la medalla: la batalla contra el Líder. Tras eso, Taichi suspiró aliviado. Tenía el enfrentamiento que quería literalmente al frente suyo.

El dragón de Alola regresó a la Pokéball tras una orden del castaño, guardando además de su esfera, el dichoso tomate que le había traído tal inspiración. Hasta pensaba tenerlo como una especie de amuleto al menos hasta que terminase su aventura en Gea Valley, ya que no era su intención cargar con un objeto podrido en su mochila por no comérselo. Ludicolo se acercó más a él y lo felicitó a su manera, sonriendo el retador de vuelta. – Muchas gracias…la verdad no sé cómo lo hice, sólo…salió.- Rió rascándose la nuca, despidiéndose también del Pokémon del característico sombrero que debía regresar a su lugar para recibir a los entrenadores que llegaran hasta ese punto. Una vez estuvo en soledad otra vez cerró los ojos, serenando su respiración y sus pensamientos. Había pasado por mucho desde que se había adentrado en el sector desértico, su cuerpo sentía el cansancio y el dolor del ejercicio constante, pero debía abstraerse de todo eso, y así lo hizo. Botó aire en un breve resoplido y cruzó la pasarela a paso lento pero decidido, imaginando lo que encontraría.

La pasarela dio paso a una serie de escaleras que el joven subió en silencio, disfrutando de la tranquilidad que reinaba en el área. Daba para hacer incluso una introspección, pero la concentración de Taichi estaba hacia afuera, hacia la puerta que le esperaba al terminar los últimos escalones. Los finalizó y, apenas entró a la sala hizo resonar su voz en ésta, con la hildaguía que le caracterizaba. - ¡Buenas tardes! - ¿Eran tardes ya? Ni lo recordaba - ¡Soy Taichi Yagami, de Pueblo Lavacalda, y vengo por una batalla de gimnasio! – exclamó sin afán de sonar arrogante, sino que profundamente entusiasmado. Una nueva batalla estaba pronta a comenzar, y tanto él como sus compañeros estaban listos.

Team por orden de aparición:

El Rey del Desierto [Desafío Gimnasio #7 – vs Rein Kurogane] - Página 4 Garchomp
Garchomp El Rey del Desierto [Desafío Gimnasio #7 – vs Rein Kurogane] - Página 4 HFmSZV0
Eclosión // Evolución 1 // Evolución 2

El Rey del Desierto [Desafío Gimnasio #7 – vs Rein Kurogane] - Página 4 Chesnaught
Chesnaught   El Rey del Desierto [Desafío Gimnasio #7 – vs Rein Kurogane] - Página 4 HFmSZV0
Captura // Evolución 1 // Evolución 2

El Rey del Desierto [Desafío Gimnasio #7 – vs Rein Kurogane] - Página 4 Charizard
Charizard   El Rey del Desierto [Desafío Gimnasio #7 – vs Rein Kurogane] - Página 4 HFmSZV0
Inicial // Evolución 1 // Evolución 2

*Charizardita X


Narro - Hablo - *Pienso* - DTaichi - Yveltal

El Rey del Desierto [Desafío Gimnasio #7 – vs Rein Kurogane] - Página 4 XCmWYfQ4_o

Medallero:
El Rey del Desierto [Desafío Gimnasio #7 – vs Rein Kurogane] - Página 4 28tb3ip
Rein Kurogane
El Rey del Desierto [Desafío Gimnasio #7 – vs Rein Kurogane] - Página 4 AR4
4251
2
8765
El Rey del Desierto [Desafío Gimnasio #7 – vs Rein Kurogane] - Página 4 AR4
4251
2
8765
Rein Kurogane
Recluta del Team Genesis

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

El Rey del Desierto [Desafío Gimnasio #7 – vs Rein Kurogane] - Página 4 AR4
4251
2
8765
PERMANENT LINK FECHA DE POSTEO → Sáb Feb 03, 2018 9:12 pm


 Medalla Crust


Debido a ciertos inconvenientes, el líder se ve obligado a abandonar el reto en curso. No obstante, el retador había demostrado con anterioridad su valía y su determinación en las pruebas anteriores, por lo que sería injusto que se fuera con las manos vacías. Por ello, el líder reconoce tus esfuerzos y te hace entrega de la medalla Crust y se disculpa por terminar el reto de forma tan abrupta, pero espera que esta medalla te ayude en tu objetivo de convertirte en el primer campeón de esta región. ¡Suerte!

El Rey del Desierto [Desafío Gimnasio #7 – vs Rein Kurogane] - Página 4 SRrgjMUo




REIN KUROGANE
the desert is just an oasis for the strong ◇
Contenido patrocinado

TIENE LOS SIGUIENTES OBJETOS:

PERMANENT LINK FECHA DE POSTEO →
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.